Loading...

Psicopatología de la Vida Hospitalaria

E-mail

J. Lacan nos enseñó, y aún en su escritura, que ser psicoanalista es una praxis que, como cualquier otra, al ser tomada con ardor constituye un sinthome. Toda verificación que demuestra al infinito la constancia de una praxis la hace real. No es necesario preguntar por qué: se usa hasta la cáscara. No hay más que seguir adelante para saber hasta dónde llegamos. Mediante la reescritura de textos leídos en congresos y jornadas, María Clara Areta nos invita a hacer una travesía por la existencia del psicoanalista en las instituciones de salud mental. El humor que despliega la autora es causa para la lectura de su obra. Dejo en suspenso, entonces, el encuentro con situaciones presentadas creativamente, que dan cuenta de una praxis rigurosa, siempre a tono con la búsqueda de restituir el lugar que de forma inevitable sostiene la incompletud. Porque será siempre necesario descompletar la formación para que no culmine, si es que el psicoanalista sabe del no-saber.
Del Prólogo de Daniel Paola.

Log in

create an account